PREVENCIÓN GAS NATURAL  -  GAS BUTANO

PROGRAMAS AUDIOVISUALES PARA LA PREVENCIÓN DE INCENDIOS

 

 DIAPOSITIVA                                                TEXTO

 

1 Iniciación del programa

 

  

 

2 Como ya sabemos, los combustibles son substancias sólidas, líquidas o gaseosas que pueden llegar a arder.

3 Cuanto más troceado, cuanto más dividido se encuentre un combustible más fácilmente se podrá combinar con el oxigeno para arder.

4  Cuando los combustibles se calientan destilan gases facilitando la formación de fuego, ya que estos gases son los que arderán en forma de llamas

 

 

 

5 Con los combustibles gaseosos se consigue la combustión, el fuego en su forma más pura y menos contaminante

 

 

 

 

6 Este programa pretende ampliar información sobre los gases tan populares como son el Gas Natural y el Gas Butano. Los cuales por ignorancia o negligencia han sido y son causa de graves accidentes.

 

7 Todos hemos leído en periódicos, las consecuencias de una explosión de Gas Natural.

 

 

 

8 El Gas Butano también aparece periódicamente en la página de sucesos.

 

 

 

9 El Gas Natural, denominado también Gas Metano, es el resultado de la asociación de diversos hidrocarburos, en donde siempre predomina el Metano en proporción superior al 75 por ciento.

 

 

10 El Gas Natural se forma en la naturaleza, se supone que a través de la carbogénesis, ósea la lenta descomposición de substancias orgánicas durante siglos bajo la tierra o el mar.

 

 

11 El Gas Natural ya se conocía en las minas como el Grisú, un gas temible

que ha causado muchas victimas principalmente por no detectarse al ser inodoro, incoloro y no tóxico.

 

  

12  Por lo que es posible estar respirando una mezcla de aire y gas perfectamente inflamable sin apenas notar trastornos. Si bien hoy en día ya se dispone de detectores que avisan de la presencia de gas antes de que la proporción en el aire pueda resultar peligrosa.

 

 

13 El gas surge de la naturaleza en forma gaseosa, siendo necesario un proceso de licuación para facilitar su almacenamiento y transporte.

La licuación se consigue sometiendo el gas a presiones superiores 160 atmósferas, si bien se reduce al aplicarle bajas temperaturas.
 

14  El Gas Natural nos llega licuado a través de barcos cisterna especiales de instalaciones muy complejas que permiten mantener el gas en estado líquido a 162 grados  bajo cero.

15  Desde 1.970 Barcelona dispone de una planta de almacenamiento y regasificación en la Zona Franca. Tres enormes depósitos de 45 metros de diámetro y 40 metros de altura que suman una capacidad de un millón doscientosmil metros cúbicos de gas líquido.

 

 

 

16 El gas licuado sale del depósito de almacenamiento hacia las torres de regasificación y fraccionamiento. Cada litro de líquido se transformara en 225 litros de gas.

 

 

 

17 Ya en forma gaseosa el Gas Natural se extiende hacia la ciudad transportado por gaseoductos a alta, media y baja presión.

 

 

18 La red principal de transporte es de alta presión, por donde el gas circula de 30 a 40 atmósferas. Se compone de una tubería de acero soldado y protegido contra la corrosión de un diámetro que varia entre los 30 y 45 centímetros.

 

 

 

19 En la entrada de la población, la presión se reduce de 5 a 12 atmósferas a través de estaciones reguladoras que envían el caudal adecuado a media presión por tubería de 10 a 15 centímetros.

 

20 Por último el gas llega a la red de distribución  doméstica transportado a baja presión, de 180 a 220 milímetros en columna de agua , lo que equivale aproximadamente de 18 a 22 gramos por cm2. Presión ligeramente superior al Gas Ciudad.

 

21 El Gas Natural carece de olor, al gasificarlo se le añade un odorizante desagradable que facilitará al olfato el detectar una fuga. No es tóxico, su riesgo ante una fuga incontrolada será su rápida inflamabilidad. 

  

 

22 Si se enciende una tubería o la misma cocina no habrá más riesgo que el del propio fuego, el gas que quema no es peligroso. Se podrá apagar cerrando la válvula más cercana o la llave general.

23 Si le fuga de gas o el fuego ocurre en la llave general o en el cuarto de contadores habrá que buscar la entrada general de gas al edificio cerrándola con una llave adecuada.

24 Es obligatorio y necesario el disponer de ventilación constante en las partes bajas y altas de las cocinas o lugares donde se emplee gas

 

 

25 No obstante, por la noche antes de acostarse se ha de cerrar la válvula general que da entrada del gas a la vivienda
 

 

 

26 La hoja del calendario puede servir de agenda que recuerde el cambio o revisión anual del tubo de conexión

 

 

 

 

 

27 Utilizando para ello el tubo homologado y la brida adecuada al diámetro de la espita.

 


 

 

 

 

28 Primero encender la cerilla, después abrir el gas, especialmente cuando se emplee el horno.
                                               

 

   

 

 

 

29 No es conveniente salir de casa dejando la comida al fuego. Un derrame podría apagar la llama mientras que el gas continuaría saliendo

 

 

 

 

30 Si aprecia olor a gas compruebe que las espitas estén cerradas.

No accione interruptores eléctricos, el gas pesa menos que el aire y se encuentra almacenado en el techo.

 

 

 

31 Abra inmediatamente puertas y ventanas ventilando el local, la más leve chispa puede producir deflagración o explosión.
 

 

32 Cuanto más intenso sea el olor a gas, más peligro para el que 10 detecta.
Se ha de dar la alarma a voces indicando que nadie fume y si le sorprendiera  fumando  no arroje el cigarrillo al suelo, sino aléjese del lugar sin apagarlo.

 

33 Los interruptores eléctricos, incluso los de bajo voltaje producen chispa tanto al encender como al apagar.
Si se pretende entrar con una linterna se tendrá de encender fuera de la zona peligrosa.
 

34 Si en el local se llega a alcanzar la proporción optima entre gas y aire, lo podrá inflamar la chispa que se produce en el frigorífico cuando se pone en marcha automáticamente.

35 La placa de calefacción al accionarse también automáticamente.

 

 

36 Incluso el timbre del teléfono o la electricidad estática podrían hacer que se inflamará el gas


 

 

37 Aunque los consejos puedan parecer exagerados, estamos hablando de gas y ya
al principio hemos dicho que el gas es el más perfecto de los combustibles.
Se enciende mejor, quema con mayor rapidez y de forma total sin producir residuos.


 

 

 

38 Estas ventajas del gas se transforman en riesgos cuando el gas se escapa de nuestro control, por ello hemos de vigilar y cuidar las tuberías o conductos.
No utilizándolos para toma de tierra de aparatos eléctricos o para sujetar tirantes o tenderetes.
 

 

 

39 Según las necesidades energéticas industriales o domésticas, el Gas Natural es fraccionado separando los distintos gases que lo componen.
Metano, Etano, Propano, Butano y Naftas en pequeñas cantidades.

 

 

40 Del conjunto de gases que forman el Gas Natural, el Gas Butano posee la temperatura de ebullición de -5 grados ósea es el que se puede licuar transformar en líquido con mayor facilidad.
 

 

41 En su producción en gran escala, el gas butano es licuado y almacenado en grandes esferas de acero

 

  

 

42 Un kilo 1de butano líquido al gasificarse se transformará en I,92 m3 de gas

43 Por lo Que se utiliza como gas impulsor de aerosoles, insecticidas, lacas,
ambientadores e incluso sprays desodorantes. Recordemos que el butano carece de olor.
 

44 Como ejemplo por su riesgo, podemos citar que una botella de litro de
insecticida en aerosol lleva como gas impulsor un 35 por ciento de su capacidad en butano líquido sin olor.

45 El odorizante que se le añade al gas butano es tan penetrante y desagradable que lo podemos apreciar incluso en la fuga de gas de un encendedor
 

 

46 El butano ha desplazado a la gasolina en los encendedores y promete desplazarla en otras muchas aplicaciones.

 

 

47 Muchos vehículos del servicio público emplean como combustible gas butano
.

 

48 También emplean butano las vagonetas de carga en fábricas y puertos.

 

 

49 Si, el butano se ha impuesto y lo tenemos en nuestro hogar en su forma tradicional en bombona doméstica o como luz de emergencia, cocina de camping, recarga de encendedor, aerosoles, etc.

   

50 Pero pasemos a conocer más profundamente al butano, o mejor aún, a los
envases que contienen gas butano. Por que procesos han tenido que pasar para permitirles la entrada en tantos hogares.

 

51 Veamos una bombona doméstica de I2 kilos y medio de butano líquido.
Está llena al 85 por ciento de su capacidad, dejando el espacio vacío
para compensar dilataciones y gasificar.

La temperatura exterior es de 2I grados, la temperatura del
líquido es asimismo de 2I grados

A 2I grados el butano gasifica a una presión de 3 atmósferas
 

52 Dejando la bombona al sol ,se calentará la plancha de hierro aumentando la temperatura del líquido.
 Si el exterior está a 35 grados el líquido tendrá 35 grados, la presión habrá aumentado hasta 4 atmósferas.
A más calor más dilatación y más presión, pero ¿hasta cuanto puede aguantar la bombona?

53 El envase se ha fabricado pensando que estará sometido a variación de presiones y a diferentes tratos, por tal motivo se fabrica en acero embutido de 3,2 m/m. de espesor con una sola soldadura central.

54 La soldadura a la eléctrica se realiza en forma automática y garantiza su resistencia como podremos ver.

 

55 Una vez montadas, todas la botellas se llenan de agua y son sometidas a una prueba de 30 atmósferas de presión. Una vez vacías de agua se llenan de nuevo con aire solo hasta 7 atmósferas comprobando que no existan fugas.

 

 

 

56 Dentro del proceso de fabricación y de forma obligatoria, una de cada
doscientas botellas será sometida a presión de rotura, ósea se le inyectará presión hasta que se rompa, lo cual tendrá que suceder cuando se rebasen las 95 atmósferas.

 

 

 

57 Una vez llena de agua, la botella se somete a presión, se dilata y se deforma supera generalmente las cien atmósferas y finalmente rompe liberando la presión.
 

 

 

58 La soldadura ha de soportar la dilatación, la rotura no se ha de producir en la soldadura. Aquí podemos ver varias botellas sometidas a pruebas y en exposición por la Casa Butano.
 

   

 

 

59 Ya tenemos las botellas nuevas en la Casa Butano, Veamos como se cargan
 

 

 

60 Tras un control visual, las botellas acuden por cinta en forma automática a la noria de carga.
 

 

61 Tardan en llenarse el tiempo de girar la noria - 2 minutos aproximadamente


62 Al salir de la noria hacen una parada en la que la máquina comprueba que no existen fugas en el cuello de salida.
 

63 Y se les pone el capuchón de plástico que actúa como tapón de seguridad.

De ahí pasarán al reparto y del reparto a nuestro hogar.
 

64 Ahora veamos una posible causa de incendio en una cocina.

 

La bombona de butano queda metida en los bajos donde se encuentran otros materiales combustibles.
El cubo de la basura, una lata de aceite, botellines de limpieza, trapos

65 El tubo de plástico pasa tocando el horno de la cocina que está encendido. El calor que se desprende llega a fundir el plástico.

 

 

66 Se produce una fuga de gas que se inflama rápidamente con la misma llama del horno.

 

 

67 La palanca del reductor está levantada, la botella está abierta. El gas sale encendido y con fuerza prendiendo fuego a los trapos, a la basura, al aceite.

68 El reductor de presión recibe las llamas directamente. A consecuencia del calor se fundirá la arandela de baquelita, por lo que al faltarle la sujeción el reductor saltará hacia arriba parándose la salida de más gas.

    

 

69 El reductor de presión está construido de forma que si se  rompe la arandela de baquelita, el reductor se eleva cortando la salida de más gas.

Si bien no siempre consigue esta función cuando se funde en incendio real.

 

70 No sale más gas pero hay fuego alrededor de la botella, puesto que está quemando parte de la cocina. La botella está en medio de las llamas.

El butano aumenta de presión en proporción al calor que recibe.

 

71 Cuando la presión supera las 26 atmósferas se escapa un potente chorro de gas por la tuerca de metal del cuello.

  

 

72 En el cuello, en la tuerca de latón esta alojada la válvula de seguridad.



73 La válvula de seguridad posee un muelle tarado a 26 atmósferas.
Cuando este muelle recibe una presión interior superior a su resistencia, el muelle cede abriendo la válvula y liberando el gas a 26 atmósferas.

 

74 Al abrirse la válvula y salir el gas se produce una brusca depresión que enfría rápidamente el gas y la bombona. Todos sabemos lo frío que está el butano cuando se descomprime.

 

75 Pero al estar la bombona en medio de las llamas, el chorro de gas que se escapa sale inflamado colaborando en calentar aún más el envase.

 

76 La presión se mantendrá, la válvula ya no se cerrará. El calor y la presión serán superiores al frío que se pueda producir en la depresión del cada vez menos gas.

 

77 Ya se ha vaciado la botella, conserva una pequeña llama que se extinguirá.

Si continua fuego alrededor es posible que incluso se llegue a fundir el cuello de latón y se deforme la botella.

 

 

78 Veamos dos botellas que han recibido el castigo del fuego. Una de ellas se vació totalmente por la válvula de seguridad.

 

79 La válvula de seguridad se ve quemada, el muelle ha cedido totalmente por el calor. Cuando se acabó el gas, también se acabo el fuego.

80 La explosión solo será posible en una botella defectuosa por malos tratos, golpes o en contacto con ácidos que hayan debilitado la resistencia del envase por debajo del timbrado de la válvula de seguridad o por fallo de esta.

 

81 El margen de seguridad es bastante amplio. Recordemos que el gas butano a temperatura ambiente a 2I grados ofrece una presión de 3 atmósferas mientras que la rotura del envase se produce siempre por encima de las cien atmósferas.

  

82 No obstante las bombonas de butano de inferior capacidad a pesar de haber sido construidas con los mismos requisitos no poseen válvula de seguridad.

83 Por lo que estas si que pueden llegar a la explosión cuando reciben calor del exterior o una fuga encendida de la misma bombona

84 El calor reblandece el hierro mientras aumenta la presión interior. Guando la presión sea superior a la resistencia del envase, estallará desparramando fuego y metal ardiente.

85 La causa está en el calor que proporcionan las llamas. Se han de apagar las llamas de la bombona, y las llamas de alrededor. Lo cual se puede conseguir con una bayeta o toalla mojada, aunque siempre será mejor emplear un extintor.

 

 

86 Una vez apagada la bombona si continua saliendo gas, se le pondrá el tapón y se sacará al exterior.
 

 

 

87 Al hacer el cambio de bombonas se ha de vigilar que no hayan llamas cerca.

 El pequeño escape que se produce antes del ajuste de la goma ha proporcionado más de un susto.

Las juntas de goma con el tiempo se agrietan siendo causa de fugas

 

 

88 Así como el poner la rosca torcida. Al acercar la cerilla se inflamará el gas.

 

Si se actúa con rapidez desenroscando de nuevo, la válvula cortará la salida de gas y se apagará, si se intenta apretar más posiblemente el escape será mayor.

 

 

 

89 Resulta asombroso el poder de expansión de estas pequeñas bombonas.
Arrancan puertas y ventanas, eliminan tabiques y falsos techos dejando la estancia prácticamente irreconocible.

 

90 Generalmente las deflagraciones y explosiones de Gas Butano son debidas a fugas de gas en las instalaciones, por bridas flojas, gomas caducadas o útiles mal roscados o soldados.

 

91 El gas butano es más pesado que el aire, el gas que se escapa se acumula en el suelo, subiendo de nivel como si se tratara de un líquido.

Una cerilla lanzada al suelo, un electrodoméstico al ponerse en marcha, un objeto metálico al chocar contra el suelo pueden producir la chispa que inflame el gas.

 

92 Los envases vacíos o llenos de gas butano han de estar fuera del alcance de los niños, de las temperaturas elevadas y del fuego.
 

93 La misma recomendación la podemos aplicar a los envases de aerosoles.

94 El uso de aparatos de gas está generalizado, la rutina en su empleo hace que se lleguen a olvidar las normas de uso.
Sea precavido, el gas
solo avisa una vez a través de su desagradable olor, el ignorar este aviso puede tener graves consecuencias.
 

95 El teléfono de los bomberos

 

96 Foto fin del programa